*

X
La ONU emite una declaración que cuestiona la calidad de la democracia en México, abismada en la desigualdad y en la evidencia del caso.

Aleluya, hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuestiona la calidad de la democracia en México. Emitió una declaración que es una verdad de a kilo: “La ciudadanía no se siente representada y desconfía de sus gobernantes”, eso dijo el señor Magdi Martínez Solimán. Aunque hace algunos reconocimientos a lo que él considera avances en los procesos electorales, le parecen insuficientes. Afirma que se ha desatendido la desigualdad en que se dan las campañas electorales, la cual genera desigualdad en las contiendas. Adicionalmente, consideró que es necesario reglamentar el uso de recursos públicos, con tintes partidistas (¿Qué no está regulado ya?) y terminó recomendando que se debe ajustar el uso de los tiempos oficiales en medios de comunicación (¿Qué no están regulados, también?). Aunque, como todo funcionario de la ONU, acabó avalando la estrategia de Calderón en su lucha contra el narcotráfico. El Coordinador Residente de la ONU en México se adhirió a la lucha sin cuartel al crimen organizado. Bueno, es diplomáticamente lógico, que un funcionario de la ONU, no se lance a tirar demasiadas cacayacas en su primera declaración ante los medios de comunicación en un país ajeno al propio.

Para mí es una noticia que exista este personaje, reconozco mi ignorancia. Forzadamente, advierto, lo voy a ubicar con aquellas voces, por ejemplo la de Fidel Castro, que se atreven a cuestionar la democracia mexicana. La buena noticia, es que ya no son pocos los que juzgan muy negativamente la “democracia” al estilo mexicano, la mala noticia es que el efecto de las declaraciones de este señor Martínez-Solimán, es mínimo. Ya veremos si la Secretaría de Relaciones Exteriores, le exige a este señor, que se den elecciones libres en la ONU. ¿Será?

Te podría interesar:

Israel gastó 36 millones de dólares comprando periodistas en Estados Unidos

Política

Por: pijamasurf - 08/19/2010

Israel gastó 36 millones de dólares en propaganda contra Irán y Palestina en los sesenta con la intención de recibir cobertura favorable en los medios de EU, revelan documentos declasificados.

Documentos declasificados de una investigación del Senado de Estados Unidos muestran que Israel fondeó una campaña en los medios de EU en contra de Palestina e Irán por 36 millones de dólares en la década de los 60. Coincidentemente, este mes la revista Atlantic, uno de los medios que recibió dinero del lobby pro-Israel en los 60, publica una edición en la que habla de la inevitabilidad de que Israel ataque a Irán y justifica el ataque bajo la protección de la región de la amenaza por una supuesta arma nuclear que prepara Irán.

Los documentos declasificados publicados por el Institute for Research in Middle Eastern Policy revelan las acciones de los programas clandestinos israelíes, tales como el "cultivo de editores", la "estimulación y posicionamiento de artículos favorables en revistas de alto consumo" y la cobertura de temas en el interés de Israel.

El nuevo artículo en la revista The Atlantic indica que probablemente está táctica zionista de infiltrar los medios estadounidenses no se ha interrumpido del todo. En el artículo de Jeffrey Goldberg se compara de nuevo a Irán con Israel y se dice que ahora Israel, amenezado con un nuevo holocausto, tiene las armas para detenerlo.

Esta propaganda pro Israel es un ejemplo de como los medios son cooptados por intereses ulteriores, sirviendo a agendas políticas, una práctica más común de lo que se piensa, y rara vez expuesta en países como Estados Unidos. No es secreto la influencia que ejercen en Estados Unidos y en medios ingleses como el Financial Times algunas familias judías como los Rothschild.

Más información: PR Newswire