*

X
Platón, adepto a la filosofía de Pitágoras, dejo un mensaje musical en sus textos, según el académico Jay Kennedy. Platón uno de los grandes maestros de la humanidad, merece una relectura, también desde la tradición hermética.

Platón, uno de los padres de la cultura occidental, ocultó un código musical en sus escritos, probablemente para esconder su afinidad a la filosofía pitagórica. El académico de Manchester Jay Kennedy notó, viendo el trabajo de Platón en su forma original, que cada 12 renglones había un pasaje que hablaba sobre la música.

"La regularidad del patrón estaba ahí para ser notada por los lectores de Platón", dice Kennedy. La música en la antigua Grecia estaba basada en una escala de 12 notas, a diferencia de la escala actual de 8 notas. Kennedy cree que Platón deliberadamente insertó discusiones musicales cada 12 líneas para mandar un mensaje musical.

Platón habría hecho esto ya que era un pitagórico de closet. Pitágoras creía que las matemáticas y la música eran las claves donde se reflejaba la armonía del universo. "Los pitgóricos se dieron cuenta que cuando escuchamos música bella, notas armonizando, eso sucede porque las notas tienen radios simples, como 1:2 o 3:4. Así que la belleza de la música es la directa percepción del orden matemático subyacente al mundo", dice Kennedy. Para los pitagóricos cada número tenía características especiales, casi una personalidad divina de resonancia con la naturaleza. El número diez era considerado el más perfecto y simbolizaba el universo.

En su época los pitagóricos fueron perseguidos por la religión tradicional (recordemos que el mismo Sócrates habría sido ejecutado por herejía). Kennedey señala que los pitagóricos estaban reemplazando a los dioses del Olimpo por números, algo similar a lo que la ciencia moderna ha hecho, sin embargo esto es una sobre simplificación. Pitágoras, el primer filósofo, fue iniciado en los antiguos misterios y se le veía en su época como una figura semidivina, similar en muchas cosas a Jesucristo (se le conocía como"el hijo de dios"). La masonería refiere que Pitágoras estudio largamente en Egipto (aunque su vegetarianismo ha sido ligado someramente a la India). Platón, cuyo apelativo es "El Divino", no hay duda, también fue iniciado en los misterios.

"Tal vez algún académico encontrará que —al menos en La República— hay algo como una melodía embebida en el texto. Existen muchas capas ocultas de significado que enriquecen nuestro entendimiento de Platón... su filosofía nos muestra una forma de combinar la ciencia con la religión. La cultura que tenemos hoy en día ve a la ciencia y a la religión como dos opuestos. La filosfía oculta de Platón nos muestra que combinó un énfasis en las matemáticas con un énfasis en la belleza, la música, el arte y la divinidad. El fundador de la cultura occidental, en realidad quería que combinaramos la ciencia con la religión", dice Kennedy.

Además de sentar las bases de lo que hoy se conoce como la razón, Platón, con su inteligencia todo-abarcante, insertó semillas ocultas como es la Atlántida, civilizaciones humanas anteriores, la metáfora de la cueva y del mundo de las ideas: una profunda alegoría enraízada en el más esotérico conocimiento, desde el Maia de la India, hasta el moderno Matrix (finalmente, la ilusión de la materia como realidad máxima). El neoplatonismo, ligado al gnosticismo, es responsable de recopilar el conocimiento secreto de la antiguedad. No es extraño que el "Divino Platón", quien fuera criticado justamente por revelar información sobre los misterios de Eleusis, haya ocultado un código en su obra. La esencia del hermetismo es justamente esa: quien tenga ojos para ver que vea.

Te podría interesar:

Patinando en fuego por las calles y techos de la Ciudad de México

Arte

Por: pijamasurf - 07/20/2010

Un increíble video muestra unos skaters elegantemente patinando incendiados por las calles y cielos de la metropolis.

Intentamos evitar la publicidad viral, pero esta tal vez sea la mejor que hemos visto. El estilo de vida se vuelve arte, el skate una bola de fuego por el cielo urbano, los descastados rebeldes de la energía. Elegante y callejero. Los nuevos guerreros aztecas con su penacho de fuego conquistan la ciudad dormida, en máximo coolness.

Este video realizado para una bebida energética evidentemente logra su cometido, en esta gama de la publicidad que hace de los deportistas -mainstream o de deportes extremos- una especie de seres diferentes movidos por su propio fuego, el juego (esta vez el fuego interno se vuelve metáfora externa)... Sueña ser como ellos.

El video fue dirigido Garth Davis y muesta a la leyenda del skate Steve Berra con los patinetos mexicanos Jesus Gonzalez, Eder Martínez, Mario Saenz, Ángel Santiago y el neoyorkino Luis Tolentin. La música es de Djanojo Djanjo.

Impresionante ver a los skaters patinando por la Ciudad de México, por las azoteas, por el Periférico finamente incendiados.