*

X
La ropa inteligente combina LEDs y bocinas con una paleta de multimedia personalizada conectada a la red y a las señales biométricas del usuario para disparar una canción, una imagen, o un mensaje determinado según el estado emocional en el que se encuentre.

La ropa puede ser tu mejor amiga y acompañarte con una biblioteca de multimedia a la medida para asesorar tu situación.

Wearable Absence es parte de un proyecto artístico de investigación, sus vestimentas prototipo monitorean la tempertaura, el ritmo cardiaco y están conectadas a una bases de datos que analiza la información de una persona para determinar su estado emocional. Según el estado en el que el usuario se encuentre, canciones, imágenes y palabras son reproducidas en las bocinas y en las pantallas LED de la ropa para aliviar al usuario.

La ropa está hecha de diferentes texties tejidos con sensores inalámbricos, los cuales registran diferentes biométricas como la temperatura, el ritmo de respiración y la respuesta galvanica de la piel.

Los datos son registrados y usados para detonar una respuesta de la base de datos conectada a la red vía smartphone previamente creada por el usario. Cuando la dat se suma y se detecta un estado particular se escoge entre la mulimedia una particular que encaje con el estado determinado y se reproduce en las bocinas que lleva la capucha de la ropa o en los LEDs. Música, audio, imágenes que incluyen mensajes pregrabados motivacionales del mismo usuario o de sus seres queridos.

El proyecto Wearable Absence es obra de Barbara Layne de la Universidad de Concordia y Jennifer Jeffries del Goldmsith College Digital Studios

No hay duda que la iteración de las pantallas y de los humanos pantallas está en marcha.

Te podría interesar:

Sacerdote robó 1.3 millones de dólares de la Iglesia para pagar escorts masculinos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/10/2010

El sacerdote católico Kevin J. Gray usó dinero de la parroquia para comprar ropa de diseñador, cuartos de hotel y pagarle a escorts.

Un sacerdote católico fue acusado de robarse 1.3 millones de dólares de la iglesia durante siete años para pagar sus escorts masculinos, ropa de diseñador, hoteles y restaurants. La vida de un gigolo.

El reverendo Kevin J. Gray, de 64, quien fuera pastor de la parroquia del Sagrado Corazón, en Connecticut, fue arrestado por la policía de Waterbury. Gray usó el dinero de la iglesia para hospedarse en el Waldorf-Astoria, trajes Armani, y pagó la colegiatura de dos de los hombres que había conocido.

El arzobispo de Hartford dijo que están muy preocupados por los eventos que han afectado su parroquia y que están trabajando en mejorar sus controles financieros y resolver la situación que ha surgido de deudas y la cobertura de los seguros. A un nivel espiritual se encuentran rezando por el padre Gray y las personas afectadas.

El dinero robado por el padre Gray había sido obtenido de los ahorros de la parroquia y de dinero destinado a pagar deudas. Sobra decir que este dinero en buena medida proviene de las donaciones que hacen los fieles a la Iglesia.

Vía The Independent