*

X
La ropa inteligente combina LEDs y bocinas con una paleta de multimedia personalizada conectada a la red y a las señales biométricas del usuario para disparar una canción, una imagen, o un mensaje determinado según el estado emocional en el que se encuentre.

La ropa puede ser tu mejor amiga y acompañarte con una biblioteca de multimedia a la medida para asesorar tu situación.

Wearable Absence es parte de un proyecto artístico de investigación, sus vestimentas prototipo monitorean la tempertaura, el ritmo cardiaco y están conectadas a una bases de datos que analiza la información de una persona para determinar su estado emocional. Según el estado en el que el usuario se encuentre, canciones, imágenes y palabras son reproducidas en las bocinas y en las pantallas LED de la ropa para aliviar al usuario.

La ropa está hecha de diferentes texties tejidos con sensores inalámbricos, los cuales registran diferentes biométricas como la temperatura, el ritmo de respiración y la respuesta galvanica de la piel.

Los datos son registrados y usados para detonar una respuesta de la base de datos conectada a la red vía smartphone previamente creada por el usario. Cuando la dat se suma y se detecta un estado particular se escoge entre la mulimedia una particular que encaje con el estado determinado y se reproduce en las bocinas que lleva la capucha de la ropa o en los LEDs. Música, audio, imágenes que incluyen mensajes pregrabados motivacionales del mismo usuario o de sus seres queridos.

El proyecto Wearable Absence es obra de Barbara Layne de la Universidad de Concordia y Jennifer Jeffries del Goldmsith College Digital Studios

No hay duda que la iteración de las pantallas y de los humanos pantallas está en marcha.

Te podría interesar:

Coches voladores ya están aquí; podrán ser usados en el 2011

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/10/2010

Vehículos de transición entre avión y automóvil fabricados por Terrafugia podrán ser usados con relativa accesibilidad desde el 2011.

La imagen estereotípica del futuro desde hace décadas era una ciudad de rascacielos, generalmente con algo de distopia, y una serie de coches voladores transitando. Esta imagen postergada por mucho tiempo podría estar a punto de convertirse en realidad, al menos parcialmente, luego de que la FAA ( la Administración Federal de Aviación de EUA) concediera una exención a la empresa Terrafugia que fabrica los vehículos "Transition", los cuales se transforman de aeronave a vehículo terrestre.

La exención aprobada permitiría el despegue de estos vehículos con hasta 650 kg de peso y haría más fácil conseguir una licencia, sin necesariamente tener que ser piloto de avión. El vehículo, según sus fabricantes tarda lo mismo que un coche convertible en desplegar sus alas para prepararse para el vuelo o viceversa.

Lo malo, como dicen nuestros amigos de Disinfo, es que seguramente Bono será uno de los primeros en tener uno de estos vehículos de transición. La verdadera pregunta, suponemos, ¿es cuándo podremos tener patinetas voladoras para atravesar nuestra ciudad de forma ecológica?

Terrafugia