*

X
"Una crónica mágica (magia crónica) que guía al lector a deambular los límites del azar, por un paisaje esotérico donde los signos y la política se entrelazan", reseña de Fausto Alzatí Fernández

En un desplazamiento entre el ensayo noir y la novela de conspiración, "De Sangre y de Sol" (Sexto Piso, 2006) traza el filo de una navaja que interfiere la inercia de un época, exponiendo una economía libidinal para la cual la Historia es poco más que una excusa. Una crónica mágica (magia crónica) que guía al lector a deambular los límites del azar, por un paisaje esotérico donde los signos y la política se entrelazan. Una serie de intrigas, en su momento noticias alarmantes prontamente olvidadas en el torrente diario de noticias alarmantes, van hilando los misterios que sostienen una cultura movediza: los misterios de la violencia ritual.

Con una prosa instigadora y de agilidad estética, el autor investiga hazañas herméticas que involucran órdenes iniciáticas secretas, sacrificios humanos, misticismo político, Nazismo, arquitecturas simbólicas, fantasmas, francotiradores, el erotismo de DH Lawrence, el linaje de Aleister Crowley, las transmisiones de Ernst Jünger o de Gurdjieff, revelando así, aquí en la Ciudad de Tenochtitlan, una guerra por la hegemonía de la Metahistoria y así el porvenir. El caso se resuelve, sin querer queriendo (¿sino cómo?), desnudando un sistema de comercio donde la sangre—el sol/conciencia que corre por las venas—es la moneda de cambio ritual con que se costea el establecimiento y dominio de una esa cosmovisión de tiempo y propósito que no sólo llamamos—y vivimos como—sentido común, sino realidad.

Sergio González Rodriguez, de una labor rigurosa, ofrece un texto valiente y deleitable de un tino insólito, donde la teoría de conspiración llega a su lógica absoluta para volverse praxis. Revitaliza la memoria del presente, para por fin, tras recordar con certeza, poder ahora olvidar.

De Sangre y de Sol (Sexto Piso)

Blog de Fausto Alzatí Fernández

Te podría interesar:

Ardi, el niño de dos años que fuma 40 cigarrillos al día

Por: pijamasurf - 05/27/2010

En un tristemente cómico caso de tabaquismo The Sun presenta el caso de un niño que fuma dos paquetes de cigarros diariamente

Aunque podría tratarse de una simple broma digital, con ese extraño humor memético que recorre diariamente internet, o el sueño lúcido de las obscuras tabacaleras, ha estado circulando el video de Ardi, un niño de sólo dos años que aparentemente consume hasta cuarenta cigarros al día.

La historia cuenta que su padre, Mohammed Rizal, dio a Ardi su primer cigarrillo cuando este cumplió los 18 meses de edad. El niño, que pesa cincuenta libras y vive en Musi Banyuasin, Indonesia, parece que no está en forma para aguantar el ritmo de juego del resto de los bebés en la aldea. No obstante su visible sobrepeso, algo poco común en su comunidad, Mohammed afirma "Yo lo veo bastante sano, no veo cual es el problema".

“Es completamente adicto, si no le damos cigarrillos se enoja y grita, para después golpear su cabeza contra la pared, Me dice que se siente mareado y enfermo” afirma su madre, Diana Rizal, de 26 años.

Vía The Sun