*

X
Llega la malandra adictiva de "Ritmo Especial", comida electrónica para pegarla desde Monterrey vía Barcelona

e776e5f985

El nuevo disco de Comeme Records "Ritmo Especial" destaca el track del mismo nombre de Daniel Maloso, un productor de música electrónica nacido en Monterrey que fica desde hace algunos años en Barcelona.

Dani sin duda es uno de los más grandes talentos de la música electrónica nacional. Tuve la oportunidad de verlo trabajar en Barcelona hace un par de años con sus juguetes, sus sintetizadores y vocales (vocoders que poco a poco se vuelven un sello de distinción) y se veía que tenía un ritmo muy especial y que no tardaría en pegarla en grande, como se dice.

En ese entonces se oía mucho Black Devil Disco, Pantha Du Prince estaba debutando y los temazos del verano corrían por Digitalism, un verano de retroglam, siempre flirteando la noche con su electrolúdicos toques, pero también ibamos a ver a los DJ's de Kompakt, a Superpitcher, a Tobias Thomas y a Michael Mayers. No es casualidad que este sello de fino tech-house alemán, una leyenda en la escena, haya incluido entre sus filas a Daniel Maloso, en la nueva disquera Comeme, de Matias Aguayo y Gary Pimiento, sudacas que la rompen, con una larga relación con la disquera de Colonia.

"House, calle, sexo, sudamérica, amistad, swing, cúmbia, magia, cintura, feeling, tecno, kwaito, noche, áfrica, amor, baile, viajes (y viejas), fiestas... son algunos de los detonantes que nos motivan a trabajar en lo que llamamos Cómeme".

El track Ritmo Especial como parte del sonido de Dani se mueve en una carretera glam, con coqueteos erótico-norteños: el sabor eléctrico del dancefloor, sin desbordarse en tensión libidinal, verano-diversión.

El vinil tiene tracks de Rebolledo, Matías Aguayo y Christian S.

Aca un track del año pasado de Daniel Maloso y Rebolledo:

Comprenlo, comanselo.

Vía Kompakt Fm

Ritmo Especial Beatport

MySpace Daniel Maloso

Te podría interesar:

Phillip K. Dick revela la existencia de 'la Matrix' en 1977

Arte

Por: pijamasurf - 03/21/2010

En 1977 este genial escritor dio a conocer su teoría de la existencia de una Matrix verdadera: un programa cibernético a través del cual construimos nuestra realidad.

El escritor Phillip K. Dick es la influencia más grande en la ciencia ficción que vemos hoy en día, sus ideas atraviesan la mayoría de los films y obras de entretenimiento de la cultura pop actualmente, a veces sin que nos demos cuenta. El Poder de K. Dick, ese Kafka de los estados alterados, yace en que sus visiones, sus distopias, sus mundos imaginales, por extraños que parezcan, resuenan con una realidad secreta, un código inscrito en nuestra biocomputadora humana. No son sólo la imaginación de una persona tomando anfetaminas y golpeando su máquina de escribir, son las visiones de un hombre que de alguna forma se conectó con los arquetipos del futuro de la conciencia colectiva del hombre. Y hay que decirlo, K. Dick, no es sólo uno de lo más grandes escritores de ciencia ficción, es uno de los más grandes escritores de cualquier género: si los mundos de Kafka esbozan una pesadilla cósmica, ésta se acaba de materializar en K. Dick.

En esta conferencia vemos como Dick describe, antes que Baudrillard, estos mundos simulacro, mundos hechizos: contrabando virtual. Dick hace referencia a una chica de pelo negro que aparecía en sus novelas y le tocaba a la puerta al protagonista para revelarle que su mundo era una ilusión. Esa chica se le presentó en realidad a K. Dick, toco su puerta y lo colocó en un viaje al interior de la supercomputadora holográfica que programa la realidad.

En el film "Matrix" Trinity, la chica de pelo negro, se muestra a Neo para guíarlo con su tatuaje del conejo y su mescalina hacia la realización de que la realidad es una ilusión.

Dick dice en 1977: "Vivimos en una realidad programada computacionalmente y la única pista que tenemos es cuando una variable es cambiada y una alteración en nuestra realidad ocurre".

Una de las claves para notar esto son los deja-vus, una reprogramación o glitch cuyo efecto puede ser uno de esos "tenues intersticios" consentidos en la arquitectura del mundo para que notemos que es irreal. O una teoría de los deja-vus: son puntos donde ocurre la bifurcación de un mundo alterno, esto es dicho en la excelente serie "Fringe", la cual basa buena parte de su primera temporada en "spin-offs" de tecnología que aparece en los libros de K. Dick.

Más que buscar la anticipación de la película "Matrix" en la obra de Dick, es interesante considerar la posibilidad de que la Matrix, no sea sólo una metáfora hiperbólica de esta realidad, sino sea la naturaleza real (: la ilusoriedad) del mundo en el que vivimos: ya sea esto el diseño de un demiurgo, como sostiene el gnosticismo y se plantea en la novela VALIS de K.Dick con la variable de una entidad cibernética del sistema estelar de Sirio que proyecta holográficamente nuestra realidad, o ya sea la misma naturaleza cuántica de la materia, el fantasma en la máquina, el electrón (espectral) cuya función de onda es determinada por la conciencia que lo observa, que lo crea.

Drew Hempel nos plantea la aterradora teoría de que la Matrix existe, fue construida por programas secretos del gobierno (o por una inteligencia superior), entre la ciencia ficción y la conspiranoia, es posible que estemos viviendo en una alucinación consensuada, que el pasado no sea más que un programa cibernético encriptado en nuestro cerebro reptiliano, y lo que vivimos un loop. Aunque suene descabellado, darnos cuenta de la existencia de esta Matrix sería casi imposible al vivir y percibir dentro del programa. Castaneda escribió: "El misterio no es lo que percibimos, el misterio es lo que nos hace percibir". Lo que nos hace percibir sería este programa.

The Actual Plan for the Real Matrix