*

X

Adiós al enfant terrible del fashion: muere Alexander McQueen (God Save Alex)

Buena Vida

Por: Benjamin Malik - 02/11/2010

Encuentran muerto a Alexander McQueen, a los 40 años, en su departamento de Londres; para muchos la mente más brillante del mundo de la moda

mcqueen

Hoy, 11 de Febrero de 2010, fue hallado el cuerpo de Alexander Lee McQueen, un mes antes de su cumpleaños 41. Para muchos este diseñador inglés representó la más brillante disidencia en el mundo de la moda durante las pasadas dos décadas. McQueen falleció días antes del comienzo de la semana de la moda de Londres y París, donde iba a presentar su nueva colección el próximo 9 de Marzo.

Un comunicado difundido por su oficina - en el que se referían al diseñador por su primer nombre, Lee - decía: "En nombre de la familia de Lee McQueen, anunciamos la trágica noticia de que Lee McQueen, el fundador y diseñador de la marca Alexander McQueen, ha sido hallado muerto en su casa". Además, agregó "En este punto es inapropiado comentar esta trágica noticia más allá de decir que estamos devastados y que compartimos el sentimiento de conmoción y dolor con la familia de Lee", sostuvo su representante, y agregó que la familia del diseñador pidió a los medios que respetaran su intimidad.

Desde sus primeras colecciones se caracterizó por incomodar al mainstream con sus estridentes, pero siempre geniales, propuestas. El menor de seis hijos de un taxista londinense, propuso una reinterpretación del fashion en una contundente expresión de refinada irreverencia.

alexander-mcqueen-fashion-designer

Durante sus presentaciones persiguió, además del alto diseño de cada una de sus prendas, un estado catártico en el espectador, fusionando con la moda diversos desplantes de arte multidisiplinario. Precisamente esta práctica de llevar el fashion un paso más allá lo convirtieron en uno de los mayores ídolos y villanos del medio. En ciertas ocasiones su discurso estético se combinaba con tajantes postulados políticos y sociales, rondando entre la rebeldía fantasmagórica y la exquisitez contracultural.

“Yo creo en reflejar lo que esta pasando. Soy un gran anarquista, no creo en la religión, ni en un ser humano que desea gobernar a su prójimo. Las temáticas que muestro en mis shows continuarán”.

Se ha comentado en diversos medios de un posible suicidio, pero todavía no ha sido confirmado. Su muerte confirma para muchos el patrón de una gran cantidad de genios que mueren jóvenes. “ Las estrellas más grandes y luminosas son las que más corta vida tienen”.

Lo que más extrañaremos de Alexander es su manera de introducir la más innovadora tecnología en cada puesta de escena que implementaba en sus desfiles. Su estilo se caracteriza por la brutalidad atemperada con lirismo. La sensibilidad gótica de un cuento de los Hermanos Grimm está más cerca del espíritu de la ropa de McQueen que el fetichismo, el gore y la misoginia de los que le acusan sus detractores. Por muy oscuros que sean sus diseños, siempre poseen una feminidad por la que se han dejado seducir desde Björk y Lady GaGa hasta la actual Duquesa de Westminster. La influencia de cortes angulares y agresivos tiene su origen en el figurinista de la MGM Adrian, Christian Dior y Thierry Mugler.

Un poco de la historia de McQueen…

Nació en el Est End of Londres, hijo de un taxista. Desde pequeño comenzó a diseñar ropa para sus tres hermanas y ya entonces tenía clara intención de convertirse en diseñador. Alexander McQueen se graduó en la prestigiosa escuela St. Martins College of Art & Design de Londres. Su talento no pasó desapercibido para los sastres Anderson & Sheppard de la tradicional calle Savile Row, que le ofrecieron incorporarse a la firma. De ahí pasó a trabajar para Romeo Gigli y Koji Tatsuno, antes de abrir su estudio en East London.

Tras crear su propia marca, McQueen comenzó a hacerse conocido en los tabloides británicos gracias a unos diseños rompedores respaldados por una pequeña pero fiel clientela entre la que se incluían figuras destacadas del mundo de la moda, como la estilista Isabella Blow.

En octubre de 1996, McQueen ganó el premio al mejor diseñador del año (Best British Designer of the Year). Unos días más tarde fue nombrado sucesor de John Galliano al frente del equipo de diseño de la casa Givenchy, gracias a su “brillante creatividad y maestría técnica”.

En 1997, año en el que creó cuatro colecciones para Givenchy y dos para su propia marca, McQueen compartió el galardón al mejor diseñador británico del año con John Galliano.

Su imagen de “enfant terrible”, junto con su creatividad y maestría en el corte, le han convertido en uno de los más grandes y polémicos diseñadores de la historia de la moda. Su subida al poder es un cuento de hadas por méritos propios.

En 2003 lanzó al mercado su primer perfume, Kingdom y una colección de ropa para hombre hecha a medida producida por la sastrería Huntsman, de la londinense Savile Row. En 2004, se dio a conocer por primera vez en la pasarela de Milán su colección prêt-à-porter masculina.

McQueen fue el primer diseñador en hacer un Live Streaming de su desfile en el 2009 logrando la mayor cantidad de audiencia en un desfile, tanto que saturo la red en Europa y muchos servidores dejaron de funcionar.

Algunos de sus desfiles más memorables:

Este sofisticado gadget permite una nítida experiencia de interactividad virtual, ya sea sexual, educativa, artística o de entretenimiento

esfera_gadget_realidad-virtual

La paradójica realidad virtual, que tiene por objetivo último remediar artificialmente la realidad al punto de que la persona no pueda distinguir entre su experiencia “real” y la virtual, ha encontrado un atractivo nicho a través de la Virtusphere. Este increíble gadget permite al usuario (el sustantivo espectador parece estar agonizando) moverse libremente dentro de una esfera y vivir una virtual e interactiva experiencia.

La esfera de la virtualidad, que desde cierta perspectiva representa a una especie de vortex devorando la realidad de ese instante (como si fuera protagonista de un tecnomito griego), consiste en una burbuja de diez pies de altura. Esta se coloca en una plataforma que permite su rotación en cualquier dirección según la intención del usuario. Equipado con un casco inalámbrico, el sujeto es transportado a un entorno virtual en el que sus movimientos tendrán el mismo sentido que en un espacio “real”.

El Virtusphere puede funcionar con distintos programas que definirán el escenario y la experiencia virtual que ofrecerá. Por esta razón se prevé que pueda ser de gran utilidad en el caso de utilizarse como herramienta educativa, arquitectónica, o de entrenamiento físico, o de gran placer en caso que su fin sea recrear un entorno sexual, turístico, o incluso gamer.