*

X
Esteban Arce, el conductor de un noticiario matutino llamado “Matutino Express” en México, reveló no sólo su homofobia sino su soberbia y prepotencia como conductor al entrar en una seuda discusión, controlada por él mismo, sobre la homosexualidad bajo criterios de “normalidad” y “anormalidad” con una sexóloga invitada al programa.
estabanArce Esteban Arce, el conductor de un noticiario matutino llamado “Matutino Express” en México, reveló no sólo su homofobia sino su soberbia y prepotencia como conductor al entrar en una seuda discusión, controlada por él mismo, sobre la homosexualidad bajo criterios de “normalidad” y “anormalidad” con una sexóloga invitada al programa. El suceso ocurrió hace varios días y hubiera quedado como una simple anécdota pero fue retomado por los internautas mexicanos este miércoles 5 de enero. Los comentarios de Arce han generado una fuerte polémica entre los usuarios de Twitter y Facebook, entre los que destacan comunicadores mexicanos como Yuriria Sierra, Paola Rojas, el mismo Esteban Arce.
Te podría interesar:
Tras el éxito de Avatar, el 3D inevitablemente está invadiendo Hollywood; sin embargo hay otra industria que pretende sacar mucho jugo a esta tendencia: el porno

3d-porn-main

Luego de que Avatar se convirtiera en la película más comentada de fin de año, y que haya acumulado hasta ahora más de 1,300 millones de dólares, es oficial: el 3D toma a Hollywood y se convierte en la tendencia más hot del cine comercial.

Pero existe otra industria, aún más poderosa que la de California, que se relame a si misma pensando en el prolijo destino que le depara esta moda: el porno. Los principales productores de video pornografía tienen claro el mensaje, el 3D jugará rápidamente un papel fundamental en el consumo pop de contenidos en video.

Recientemente, durante el Adult Entertainment Expo, las nuevas tecnologías visuales fueron uno de los temas que ocuparon la atención de este evento que reúne a los más poderosos profesionales de la industria.

s-THREE-DIMENSIONAL-PORN-large

El productor de Bad Girls, uno de los mayores porno bluckbusters de esta temporada, estrenará un sistema de entretenimiento 3D para gozar de la otredad del sexo en su máximo esplendor (recordemos que el último fin de la realidad mediatizada es alcanzar un punto en el que el espectador no pueda diferenciar entre la realidad “real” y aquella re-mediada). Este sistema, que costará alrededor de $5,000 dólares, incluirá un monitor 3D de 60 pulgadas, un servidor de computadora, y las gafas para acceder a tridimensionalidad voyeur.

Los millones de consumidores de porno en el mundo pueden ya comenzar a ahorrar y prepararse para ver al “otro yo” copular con una vividez inédita.

Recomendamos: Nostalgia por el nunca fue: porno vs. lo imposible