*

X
Sin bien el muro de Berlín cayó hace 20 años, las libertades políticas en Cuba continúan como si esto no hubiese ocurrido. La reconocida blogera cubana Yoani Sánchez, fue detenida y golpeada el viernes 6 de noviembre por agentes vestidos de civil mientras participaba en una marcha en contra de la violencia.
yoani Sin bien el muro de Berlín cayó hace 20 años, las libertades políticas en Cuba continúan como si esto no hubiese ocurrido. La reconocida blogera cubana Yoani Sánchez, fue detenida y golpeada el viernes 6 de noviembre por agentes vestidos de civil mientras participaba en una marcha en contra de la violencia. Así narra Yoani su experiencia: “ Cerca de la calle 23 y justo en la rotonda de la Avenida de los Presidente, fue que vimos llegar en un auto negro –de fabricación china– a tres fornidos desconocidos: “Yoani, móntate en el auto” me dijo uno mientras me aguantaba fuertemente por la muñeca. Los otros dos rodeaban a Claudia Cadelo, Orlando Luís Pardo Lazo y una amiga que nos acompañaba a una marcha contra la violencia. Ironías de la vida, fue una tarde cargada de golpes, gritos y malas palabras la que debió transcurrir como una jornada de paz y concordia. Los mismos “agresores” llamaron a una patrulla que se llevó a mis otras dos acompañantes, Orlando y yo estábamos condenados al auto de matrícula amarilla, al pavoroso terreno de la ilegalidad y la impunidad del Armagedón…” Blog de Yoani Sánchez Generación Y
Te podría interesar:
El magnate de los medios amenaza con sacar a sus sitios de los índices de Google y encabezar una rebelión contra el gigante de las búsquedas
rupert_murdochEn un capítulo más de la guerra que los medios impresos están perdiendo, de manera calamitosa, en contra de Internet, esta semana se dio una entrevista que me dejó pensando. El magnate de origen australiano Rupert Murdoch quien es dueño de News Corporation, un conglomerado de todo tipo de medios de comunicación alrededor del mundo entre los que se encuentra el reverenciado Wall Street Journal, aseveró a Sky News que va a sacar sus medios informativos del alcance de Google. Desde hace ya tiempo Murdoch trae pleito cazado con la firma del buscador quien, a decir del empresario, roba los contenidos de sus sitios y provoca una “promiscuidad” entre los lectores ya que estos carecen de fidelidad a un medio determinado. Y aunque Murdoch puede decir lo anterior con cara de palo, en realidad los expertos saben que es puro y vulgar bluff ya que para que Google no catalogue el contenido de un sitio de Internet tan solo es necesario colocar un archivo de texto llamado robot.txt que cualquier conocedor del tema pude realizar y poner en pocos minutos. Si Murdoch no ha sacado el contenido de News Corporation del buscador más poderoso del mundo es por que definitivamente no quiere. Aquí la pregunta que nos haríamos es muy sencilla: ¿Qué pretende el magnate de los medios? Hasta donde yo se, y mi muy humilde conocimiento llega, muchos bloggeros y webmasters darían un brazo con tal de que Google los colocara en un lugar predominante y aquí no estamos hablando de un simple blog si no de una de las cadenas de medios más importantes del mundo. Estudios han demostrado que el 25% de los visitantes que llegan al Wall Street Journal lo hacen gracias a una búsqueda en Google; de éstos un 44% no había utilizado la página del diario en los últimos 30 días, es decir, ¡Eran prácticamente visitantes nuevos! La lógica de Murdoch suena poco creíble: según el empresario, él prefiere pocos clientes pero que sean de calidad y no al peladaje que llega en oleadas a través del buscador. Diga lo que diga, sigue sonando raro. Por supuesto que los observadores de los pasillos electrónicos de Internet ya están sacando sus propias conclusiones; tal vez la mente de Murdoch si sea tan enredada como algunos detractores sugieren: al parecer su idea es la de lavarle el cerebro a uno de los CEOs de alguno de los buscadores competidores de Google (todos ellos se reparten alrededor del 35% del mercado, literalmente las migajas que deja el gigante) para que éste tenga a manera de exclusividad el contenido de los medios de News Corporation. Por supuesto que a Murdoch le conviene (no sería quién es si no), para sus diarios sería un gran respiro el obtener recursos frescos para prolongar la agonía pero; ¿Cuál sería la ganancia en la apuesta para el Bucador X? Sinceramente no parece ser la mejor estrategia salir a decir “tenemos a News Corporation en exclusividad”; a final de cuentas, ¿cuánto le puede quitar a Google? Los medios de comunicación tradicionales o están adaptándose o se están muriendo, éste último es el caso de periódicos y revistas en todo el mundo. Tal vez en este asunto el motivo de los desplantes de Murdoch no sean el producto de esa mente maquiavélica que nos encanta atribuir a los ricos y exitosos; tal vez tan solo sea una forma de culpar a factores externos por una decadencia que ya ha sido largamente anunciada.

Armando Reygadas / Colaborador PS

Blog del autor: Reseñando

Otras colaboraciones de Armando Reygadas en Pijamasurf