*

X

Niño de Boston que recuerda vida pasada deja la escuela y se vuelve líder budista

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/09/2009

Su santidad Jugme Wangchuck, de 11 años, asume el liderazgo de una secta budista, luego de que recordara ser uno de los fundadores de una escuela de budismo tibetano.

buda-boston-Galwa Lorepa

Nacido en Boston, Jugme Wangchuck, de 11 años, se ha mudado a India, donde ha sido nombrado cabeza de una secta budista en la ciudad de Darjeeling.

Sus padres descubrieron que Jugme no era como los demás niños dos años atrás cuando éste empezara a hablar de su vida pasada. Al principio pensaron que se trataba de una fantasía infantil, pero mientras visitaban un monasterio en Mysore, el niño entró en un trance y describió un monasterio budista con un dragón de 13 metros en el techo.

Después de escuchar la descripción del templo que nunca había vistado, los monjes de Mysore proclamaron que se trataba de la reencarnación de Rinpoche o el sacerdote Galwa Lorepa, fundador de una de las escuelas del budismo tibetano.

Ahora el joven permanecerá en reclusión virtual y sólo podrá comunicarse con sus antiguos conocidos vía e-mail.

La madre del nuevo líder budista ha dicho que ha sido muy difícil aceptar lo sucedido, pero que después de llorar 5 meses ha entendido que así debe ser. "Cuando estábamos en Nueva Delhi de camino Darjeeling, le pregunté si quería regresar a Boston y me dijo que tenía que cumplir su responsabilidad para su gente", dijo su madre.

Su santidad Jugme Wangchuck dice que está feliz de su nueva vida y que no extrañará la escuela pues tiene muchas cosas por hacer.

Vía Ananova

Ian Stevenson y las pruebas científicas de la reencarnación

Osel Hita Torres: la reencarnación del Dalai Lama que renegó la tradición

Te podría interesar:
La joven de Seattle podría ser condenada a cadena perpetua durante las próximas semanas en la corte de Perugia en caso de confirmarse su culpabilidad por el asesinato de Meredith Kercher
knox-a Actualización del caso: Caso cerrado: juez confirma culpabilidad de Amanda Knox por el asesinato de Meredith Kercher Hace unos meses publicamos aquí en Pijama Surf una nota sobre el caso de Amanda Knox, y en el título preguntábamos si esta chica originaria de Seattle era una tierna víctima o una sexy asesina. Ayer, en la corte de Perugia, Amanda lloró. Y es que parece que su caso comienza a definirse y el veredicto final muy probablemente la hallará culpable de haber asesinado a su amiga Meredith Kercher. El escenario del crimen, y todo el contexto emocional y sexual que lo rodea, simulan una lúgubre narrativa que bien podría ser el argumento de una película de Roman Polanski. De acuerdo con el fiscal Giuliano Mignini, Amanda es una chica “narcisista, agresiva, manipuladora, y teatral”. La gran cantidad de contradicciones en las que ha caído al momento de declarar, aunado a las torpezas del otro implicado, el exnovio italiano de Amanda, Raffaele Sollecito. Aparentemente Amanda fue la encargada de la estocada final a Meredith, una puñalada en medio de la garganta mientras Sollecito detenía a la joven inglesa. La acción se concretó en medio de un tétrico juego que incluía sexo, drogas, tortura, y un bizarro cóctel emocional. El veredicto final esta previsto para este próximo 4 de diciembre. Antecedentes del Caso Amanda Knox