*

X

Nace Ruppy, el primer perro transgénico y fluorescente

Salud

Por: admin - 04/24/2009

Un beagle clonado en Corea del Sur comparte información genética con anémonas marinas y brilla con la luz ultravioleta

ruppy

 

 

Un equipo de científicos surcoreanos ha dado a conocer al primer perro transgénico: Ruppy. El cachorro de la raza Beagle, junto con otro cuatro congéneres, son los primeros perros genéticamente alterados para producir una proteína fluorescente que brilla con la luz ultravioleta.

 

 

Rupy toma su nombre de la contracción de "Ruby" y "Puppy", es decir, "cachorro de color rubí", (y no como algunos pensaban del zar de los medios Rupert Murdoch).

 

 

Byeong Chun Lee, de la Universidad Nacional de Seúl, generó la mutación a través de la clonación de fibroblastos (un tipo de células del tejido conectivo) de anémonas marinas que son capaces de expresar un gen fluorescente de color rojo. El proceso comienza por infectar las células de fibroblasto con un virus que inserta el gen fluorescente en el núcleo celular. A continuación, se inserta el núcleo inoculado en una célula de perro nueva. Después de una semana de evolución in Vitro, se inserta en una madre sustituta.

 

 

Más allá del atractivo que tendrá entre los amantes de las nuevas modas caninas, la transgénesis celular de mamíferos podrá tener notables aplicaciones en el tratamiento de enfermedades humanas, ya que los experimentos en perros sirven como paradigma para muchos males humanos, como la narcolepsia, el cáncer y la ceguera.

 

Via New Scientist

 

Más perros sui generis


Gatos fluorescentes clonados

 

Te podría interesar:

El origen del virus de la influenza h1n1

Salud

Por: pijamasurf - 04/24/2009

El origen de la epidemia de la influenza porcina podría estar ligado a las condiciones con las que opera la empresa procesadora de alimentos derivados del cerdo, Granjas Carroll, basada en el municipio de Perote, en Veracruz

APTOPIX Swine Flu

Aunque por el momento resulta precipitado definir con claridad el origen del virus (h1n1) de la influenza porcina (cuyo nombre ahora está en entredicho) , muchas de las investigaciones apuntan a la población de La Gloria, Veracruz. De acuerdo con la empresa de monitoreo y detección de enfermedades infecciosas alrededor del mundo, Veratect, la epidemia de influenza porcina en México comenzó a finales de marzo 2009 en La Gloria , una comunidad ubicada en el Municipio de Perote en el estado de Veracruz, México, lugar donde se ubican las instalaciones de Granjas Carrol, socia, bajo el esquema de joint venture, de la mayor productora de alimentos derivados del cerdo, Smithfield. En La Gloria, el niño Edgar Hernández, enfermó de una “extraña” afección respiratoria. Las pruebas de laboratorio del niño de cinco años fueron positivas, enfermó con la cepa del virus H1N1. Si bien Edgar fue el único poblador de La Gloria cuya prueba de la influenza porcina fue positiva, de acuerdo con Veratect, el 60% de la población de La Gloria (400 casos en una población de tres mil) enfermó de un “extraña” infección respiratoria. Esta información fue hecha pública el 2 de abril por un diario local, Imagen del Golfo, y más tarde, el 6 de abril por autoridades sanitarias del estado de Veracruz. Las autoridades establecieron un cordón sanitario, desinfectaron la zona, sin embargo todo indica que sus acciones fueron limitadas ya que se no conocía los resultados de las pruebas hechas a Edgar. Pocos días más tarde, 16 de abril, se reportaron casos de una neumonía atípica en el Hospital Civil Aurelio Valdivieso en Reforma, Oaxaca. Dos personas mueren como resultado de estas infecciones. Semanas más tarde, el 23 de abril, el gobierno de México dice recibir los análisis de diferentes enfermos, suponemos que también de Edgar, hechos en laboratorios de Canadá y Estados Unidos que confirman la existencia de una nueva enfermedad. Ese mismo día el Secretario de Salud, José Ángel Córdova, del gobierno de México hace pública la existencia de una epidemia de influenza porcina, se cierra las escuelas del Distrito Federal como del estado de México y se inicia así una gran crisis de salud pública mundial. Existen grandes preguntas sobre la rapidez con la cuál las autoridades sanitarias de México, el Center for Disease Control de los Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud tomaron y analizaron las muestras de los enfermos y se iniciaron las medidas necesarias, siendo que México envío las muestras del virus de influenza hasta el 18 de abril y al parecer Veratect, lo había detectado desde el 6 de abril. El diario La Jornada ha venido reportando desde el 5 de abril de los hechos en Perote, donde la impresión generalizada de los pobladores es que la companía Granjas Carrol, es la culpable de la infección respiratoria. En 1997, su empresa madre, por así decirlo, Smithfield, fue multada con 12.6 millones de dólares por violar las medidas del Clean Water Act. El Pew Reseacrh Center publicó un informe el año pasado en el que se alertaba sobre el peligro de que "la continua circulación de virus característica de enormes piaras, rebaños o hatos incremente las oportunidades de aparición de nuevos virus por episodios de mutación o de recombinación que podrían generar virus más eficientes en la transmisión entre humanos" Según otro artículo de La Jornada, las autoridades del estado Veracruz podrían estar protegiendo a la empresa Granjas Carroll, algo que se ha manifestado en un movimiento de protesta en 20 municipios en los estados de Puebla y Veracruz. Smithfield se ha deslindado de responsabilidades afirmando que “ninguno de los trabajadores ni de los animales de la granja Carrol” tienen ninguna enfermedad asociada con la influenza porcina. Incluso ha iniciado una demanda por difamación. Otra cuestión que falta de aclararse es el método por el cual la empresa Veratect detectó el brote irregular de infecciones respiratorias. Esta empresa tiene un sistema de detección novedoso llamado Foreshadow que incorpora un monitoreo de patrones observados en internet (incluyendo sitios como Twitter) y un trabajo de campo. Sin embargo en el caso de la influenza queda la duda si su máximo especialista acudió al sitio o no: según un artículo publicado por el Universal: "El experto James Wilson (consultor de la empresa estadounidense de alerta biotecnológica Veratect) apareció, también, en fecha reveladoramente temprana en el caso de la afección respiratoria en Las Glorias. (No se trató de un consultor cualquiera: para estimar la importancia internacional del trabajo de Wilson habría que señalar que es uno de los científicos que suelen comparecer ante el comité de seguridad interna del Congreso en EU.) Pues bien, Wilson entregó los resultados de laboratorio sobre el agente de infección en la población veracruzana alrededor del 30 de marzo. Poco después de esta detección en México y en EU, Veratect alertó sobre este brote a la OMS, al centro responsable de control de enfermedades de EU (CDC) y a la Cruz Roja Internacional (Veratect no indica que haya alertado al gobierno de México)". El artículo parece decir que Wilson acudió físicamente al sitio, algo que no se ha dicho en los múltiples comunicados de la empresa. Por otra parte, en entrevista en el programa Tercer Grado, el secretario de salud José Ángel Cordova (notablemente extenuado) proporcionó información con la que intentó refutar el argumento de Veratect, apuntando a que el virus se generó anteriormente en Estados Unidos, que las autoridades mexicanas no optaron con negligencia y señalando que la empresa Veratect obró de manera subrepticia, "parece una manipulación con fines de interés económico", digo Cordova, haciendo referencia a una posible difamación de los productos porcicolas. Queda mucho por saberse, los mantendremos informado. Time Line de Veratect Reportes de Veratect Rastreo del origne por Google Maps “Swine flu’s ground zero? Townspeople are convinced” de Associated Press Transnacional de cría de cerdos, bajo sospecha en El Universal