*

X
El WSJ ha informado que el proyecto más costoso del Pentágono ha sido hackeado por intrusos cyber fantasmagóricos que podrían ser espías chinos

hackers Un grupo de hackers penetró en el más costoso de los proyectos de seguridad que actualmente opera el gobierno de Estados Unidos a través del Pentágono. De acuerdo con el diario neoyorquino, The Wall Street Journal, el proyecto denominado Joint Strike Fighter , que tiene un presupuesto cercano a los 300 mil millones de dólares, fue hackeado por intrusos accedieron y copiaron información de alta confidencialidad.

El proyecto Joint Strike Fighter tiene como fin el desarrollar un avión de combate con tecnologías inéditas que pueda remplazar a los actuales aviones caza del ejército estadounidense. Según declaraciones extraoficiales de mandos militares, el núcleo cristal de la información se mantuvo a salvo ya que esta resguardada en computadoras inhabilitadas para el uso de Internet.

A pesar de que el pentágono aún no ha asumido una postura oficial frente a este acto, fuentes anónimas informaron que las sospechas apuntan a un hacker squad proveniente de China, el cual esta respaldado por una red de cyber espionaje que el gobierno chino ha entretejido, y que amenaza la seguridad informática de decenas de naciones. Frente a esta versión la Embajada China en Estados Unidos emitió un comunicado afirmando que su país prohíbe y castiga severamente cualquier cyber delito.

Actualmente los fantasmales bucaneros del código informático, los popularmente llamados hackers, se han convertido en los machos alfa del espionaje internacional. Al parecer las galantes figuras de los espías secretos estilo James Bond, han cedido su lugar a la figura de unos misteriosos y antisociales geeks, siempre vestidos con hoodies multicolores, portando audífonos, comiendo baratos food deliveries, y quiza ingiriendo algunas drogas de diseño o dosis de meth, que se divierten tomando por asalto hebras de información confidencial de altísima relevancia, y generan ingresos equivalentes a los de un alto ejecutivo corporativo.

Joint Strike Fighter Project

Computer Spies Breach Fighter-Jet Project

Red espía de hackers chinos invade más de 100 países

Ghost hackers are this century's spies

Te podría interesar:
El caso de un "twittero" en Guatemala que movilizó a la policía es una de las últimas señales de la creciente importancia de Twitter; armas digitales para los nuevos tiempos
1-twitter-la-revolucion-sera-twitteada-1

Por Armando Reygadas

La semana pasada una serie de acontecimientos que en un principio parecían suscribirse a una pequeña nación latinoamericana de pronto brincaron esa barrera cultural y de lenguaje para transformarse en un evento que llamó la atención de los principales sitios de noticias.

Todo comenzó luego de la aparición en YouTube de un video en el que aparecía Rodrigo Rosenberg. Este abogado guatemalteco había sido asesinado tan solo unas horas antes (el domingo 10 de mayo) y en la grabación acusaba de su asesinato al presidente de su país, Álvaro Colom.

El video comenzó a circular en internet de manera viral y muy pronto llegó a los foros internacionales. Mientras tanto en Guatemala hubo quien lo “quemó” en discos para salir a venderlo a la calle.

La comunidad usuaria de Twitter para pronto hizo suya la causa del abogado, la muerte de Rosenberg se debía a que había acusado al gobierno del asesinato de Khalil Musa y su hija; este empresario, por su parte, había argumentado que el banco central de Guatemal, Banrural, se estaba utilizando para lavar dinero de Colom y su camarilla. Musa se negó a participar en una operación ilegal a la que había sido invitado por los acusados.

A través de Twitter comenzaron a circular críticas y acusaciones hasta que un usuario, con el nombre de pantalla de janfer, colocó una simple frase: “Primera acción real ‘sacar el pisto de Banrural’ quebrar el banco de los corruptos.” (como pisto se refiere al dinero); janfer proponía retirar todo el dinero para así colapsar el banco oficial.

No habían pasado siquiera 24 horas cuando la policía irrumpió en la casa de Jean Fernandez, el verdadero nombre de jeanfer, donde confiscó la computadora y se llevó preso al joven ingeniero especializado en IT.

El acto fue seguido por una nueva avalancha de “Twittazos” donde los usuarios acusaban, informaban y se manifestaban a favor de la causa de jeanfer; se abrió un blog para seguir el caso de cerca así como una cuenta de PayPal para juntar el dinero de la fianza que había quedado fijada en el equivalente a seis mil dólares. El “Twittero” había sido acusado de “Incitar pánico financiero”.

Lo que llama la atención en el caso es la velocidad de acción: luego del arresto de jeanfer los enojados microbloggeros se quejaban básicamente de que, mientras el asesino de Rosenberg seguía tranquilo en la calle, la policía había tardado apenas unas 24 horas en encontrar y arrestar a un simple “reportero ciudadano” que practicaba su derecho de expresión.

¿Tanto miedo le tiene el gobierno de Guatemala a una simple red social?

Twetter ha sido criticado de manera amplia; su capacidad para exponer ideas cortas y a veces muy simplonas ha parecido a muchos comunicadores el colmo de la banalidad. “No le encuentro el uso” se escucha decir a muchos por ahí.

Sin embargo en Guatemala un solo “twittazo” bastó no solo para movilizar a la policía si no que también logró juntar a muchos miembros de esa comunidad quienes al domingo siguiente (el 17 de mayo) se congregaron en el centro de la Ciudad de Guatemala portando letreros de “Yo no hablo, yo twitteo”.

Tal vez ese sea el poder tanto de Twitter como de otras herramientas sociales que muchos han tachado de insignificantes y pueriles; el de juntar a la gente en torno de causas y de ideales; de transformar a los cibernautas en verdaderos ciudadanos dispuestos a usar su derecho de expresión, de utilizar un espacio libérrimo para decirle al gobernante en turno que sabe lo que está ocurriendo y que puede no estar de acuerdo.

Tal vez ese sea el temor de gobiernos como el de Álvaro Colom.

Más información:

Twitter y la revolución en Moldavia (Wired)

Roberto Rosenberg: "Si usted está viendo este mensaje es que fui asesinado por el Presidente"

Blog del autor: Reseñando