*

X

El alcohol está en el aire: un bar donde no se bebe, se respira

Buena Vida

Por: admin - 04/16/2009

Un nuevo bar se perfila como uno de los musts de la capital inglesa: Alcoholic Architecture. En este singular espacio, el alcohol no se bebe sino que se respira: aspersores llenan el ambiente de vapor etílico a base de gin & tonic

alcoholic-architecture

 

Un nuevo bar se perfila como uno de los musts de la capital inglesa: Alcoholic Architecture. En este singular espacio, el alcohol no se bebe sino que se respira: aspersores llenan el ambiente de vapor etílico a base de gin & tonic. Al entrar, el cliente queda envuelto en un rocío de ginebra que en menos de 40 minutos es capaz de producirnos desde una borrachera leve hasta una intoxicación, según nuestro ritmo de respiración y capacidad pulmonar.

 

Le decoración del lugar está hecha con rodajas de limón y popotes gigantes, así como con sonidos burbujeantes, esto para dar la sensación completa de estar nadando (ahogándote) en gin. Hay un código de etiqueta especial para asistir al lugar: un traje plastificado que evita que los vapores de la ginebra se impregnen en la ropa, lo cual, puede llegar a ser contraproducente en el ámbito laboral y familiar.

 

La idea pertenece a Sam Bompas y Harry Parr, conocidos en el medio de la experimentación gastronómica por sus banquetes de gelatina y su cine rasca-huele. Además de ser una propuesta interesante y e innovadora, nos parece que es una gran alternativa para todos aquellos con problemas en el hígado, colón, intestino o para aquellos que sufren con los alcoholímetros.

Alcoholic Architecture

Via Metro UK

 

 

 

Te podría interesar:

Nueva York provee: indigentes se mudan a lujosos condominios

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/16/2009

En un plan diseñado para paliar la crisis, el gobierno de Nueva York paga la renta de un lujosos edificio para que vivan ahí personas sin hogar (y para shock de los vecinos)
1_condo_crown_heights_indigentes Baños de mármol, paredes de gránito, terrazas, camas kingsizes, y espaciosos closets diseñados para el guardarropa de una celebrity. Así es el edificio de lujo donde viven unos afortunados indigentes de Nueva York. La ciudad de Nueva York paga 2700 dólares al mes (90 dólares la noche) por cada departamento en Crown Heights como parte de un inédito plan de ayuda para los indigentes que incluye un esquema de sguro social y asesoría paar encontrar empleo. Cada departamento tiene un precio de 350 mil dólares pero debido a la crisis financiera y particualarmente de los bienes raíces, la empresa Bushwick Economic Development Corp. no había encontrado compradores, así que de está forma el gobierno al menos paga las hipótecas. Nelson Delgado, un ex caminonero que se mudó a un departament de dos habitaciones dice que "es como un hotel, todo es nuevo... es por mucho el mejor lugar en el que he vivido". Mientras los vagabundos aprovechan su rayo de aristo-dharma, los vecinos están shockeados de que los indígentes tenga una mejor vida que algunos de ellos. Desmond Jones, un hombre de 35 años que quería rentar uno de los departamentos le dijo al New York Daily News, que le parece una injusticia ya que el es '"un contribuyente que paga impuestos y trabaja duro y no cree que los indígentes deberían de vivir mejor que él". Mentras tanto Antony Mojave, un hombre de 27 años que se acaba de mudar, dice "Te hace sentir que es bueno ser un vagabundo y estar siempre disponible a al llamado del destino... Mis amigos no lo podían creer y ahora todos se quiren mudar para acá." Vía New York Daily News